Dificultades para emprender en España

By marzo 14, 2017Comunicación

La primera de las dificultades que se encuentra un emprendedor español consiste en la financiación de su nuevo negocio.

Además de los préstamos bancarios, los préstamos ICO y el crowdfunding suelen ser los modelos de financiación más usados. Una adecuada planificación financiera resulta fundamental, teniendo en cuenta la posibilidad de que, durante el periodo de consolidación de la empresa, el ritmo de beneficios sea lento y no se adapte a los cálculos iniciales.

Una segunda dificultad se refiere a la fiscalidad. Dadas la infinidad de leyes al respecto, las complicaciones en su interpretación y las variaciones a las que pueden estar sujetas, es muy recomendable que un emprendedor se asesore a través de un profesional de estos temas, aunque ello redunde en un incremento de los gastos, siempre elevados en los inicios. Dependiendo de la edad del emprendedor, existen diferentes tramos temporales y coeficientes de tributación, en la legislación actual.

DIFICULTADES ADMINISTRATIVAS Y LEGALES

No siempre desligadas de la legislación tributaria encontramos la legislación administrativa (de ámbito local, autonómico o estatal) tales como las ordenanzas municipales (licencias de actividad y permisos administrativos), y la Normativa de aplicación general, tales como la Ley de Prevención de Riesgos, la Ley General de Seguridad Social, leyes de Responsabilidad Civil, Ley de blanqueo de capitales, normativa bancaria SEPA, etc. Igualmente habrá que configurar que modelo societario vamos a dar a nuestra empresa.Otra serie legislativa que habrá de tenerse en cuenta está en función del uso de las nuevas tecnologías, tales como Ley Ordenación de Protección de Datos, Ley anticookies en la página web, Derechos de los usuarios en las ventas online.

DIFICULTADES TECNOLÓGICO-LOGÍSTICAS.

Una de las primeras decisiones a tomar consistirá en situar la ubicación de mi empresa: Local tradicional, Aceleradores de startups, Parques tecnológicos y Centros de coworking son las posibilidades más utilizadas.

Las infraestructuras (posibilidades de expansión si hubiese crecimiento), la accesibilidad y los costes de envío y transporte, serán otros de los datos que tendremos que considerar cuando emprendamos nuestro negocio.

****

La literatura publicada al respecto de las dificultades de los emprendedores españoles, suele enfatizar las trabas y obstáculos que estos encuentran haciéndose eco fundamentalmente de las normas administrativas y burocráticas, así como de las exigencias fiscales y de crédito.

Doing Business 2016: midiendo la calidad y eficiencia regulatoria, es una publicación del Grupo del Banco Mundial, donde se analizan diez áreas para construir su clasificación FACILIDAD PARA HACER NEGOCIOS:

  • Apertura de una empresa
  • Manejo de permisos de construcción
  • Obtención de electricidad
  • Registro de propiedades
  • Obtención de crédito
  • Protección de los inversionistas minoritarios
  • Pago de impuestos
  • Comercio transfronterizo
  • Cumplimiento de contratos
  • Resolución de insolvencia

Adjudica a España el puesto 33 entre las 189 economías examinadas. Los datos de Doing Business 2016 están actualizados a fecha de 1 de junio de 2015.

El gobierno español, durante estos últimos años, ha implementado distintos programas destinados a fomentar el desarrollo de nuevas empresas y la cultura del emprendimiento, con resultados variables/escasos, según las críticas.
Así el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), Entidad Pública Empresarial, dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad, promueve la innovación y el desarrollo tecnológico de las empresas españolas. Así las Ayudas Neotec en los que la estrategia de negocio se basa en el desarrollo de tecnología.
También el denominado Plan Crece (Plan de Medidas para el Crecimiento, la Competitividad y la Eficiencia 06 de junio de 2014), y según el cual el “Gobierno destina 2.187 millones al Plan Crece para impulsar el crecimiento” (La Vanguardia 26/9/14).

Leave a Reply